05 DE junio DE 2018 12:32

La Diputación Foral de Bizkaia aprueba su Anteproyecto de Norma Foral de Conflicto de Intereses e Incompatibilidades

Departamento de Administración Pública y Relaciones Institucionales

Esta Norma será de aplicación al Diputado o Diputada General, a las y los diputados forales, a las direcciones generales de la Administración foral así como a las direcciones y gerencias de las entidades dependientes o vinculadas al sector público foral de Bizkaia. En ella se establecen los principios éticos y de buen gobierno que deben regir la actuación de los cargos públicos forales, una regulación normativa de prevención e identificación de los conflictos de interés e incompatibilidades que puedan surgir durante el cargo, y el régimen sancionador para quienes incumplan esta normativa. En su articulado se recoge también la creación de un Órgano de Garantías encargado de la vigilancia y cumplimiento de las obligaciones establecidas en esta Norma Foral. Este proyecto de Norma Foral se remitirá próximamente a las Juntas Generales para su tramitación y posterior aprobación.

Ibone Bengoetxea en la rueda de prensa

La Diputación Foral de Bizkaia ha aprobado el proyecto de Norma Foral de Conflicto de Intereses e Incompatibilidades, que regula el estatuto de las personas designadas cargos públicos forales, recoge los principios éticos y de buen gobierno que deben orientar el ejercicio de las funciones de dichos cargos, establece una regulación normativa de prevención e identificación de los conflictos de interés y estipula los regímenes de incompatibilidades y sancionadores de aplicación a partir de la entrada en vigor de esta normativa.

Se trata de una norma dirigida a prevenir la aparición de incompatibilidades y conflictos de interés durante el ejercicio del cargo público foral, estableciendo los mecanismos e instrumentos necesarios para ello,  en un marco de buen gobierno, garantizando así un ejercicio integro, transparente, imparcial y responsable de los cargos públicos en el desempeño de sus funciones. Y todo ello en línea con las políticas que se están desarrollando en las democracias más avanzadas, dirigidas éstas a reivindicar los valores en las organizaciones públicas y en el modo de ejercer la política, la dirección pública y la actividad de las y los empleados públicos.

La NF de Incompatibilidades y Conflicto de Intereses pone el acento en cuatro cuestiones:

  • Proveer los principios éticos y de buen gobierno que deben servir para orientar el ejercicio de las funciones por parte de los cargos públicos de la Diputación Foral y de sus entes públicos instrumentales.
  • Establecer una regulación normativa de prevención e identificación de los conflictos de interés e incompatibilidades que puedan surgir durante el cargo y orientar al cargo público en el procedimiento a seguir ante una situación de este tipo.
  • Determinar los elementos básicos del estatuto del cargo público foral, en las cuestiones relativas a la designación de los cargos públicos y a su régimen de incompatibilidades y compatibilidades, en todo caso complementario de la regulación de conflictos de interés antes citada.
  • Incorporar un sistema de garantías para el cumplimiento de lo establecido en esta Norma y desarrollar el régimen sancionador.

El contenido de la Norma se basa en un modelo que va encaminado a prevenir, más que a sancionar, además de a limitar, y establece los mecanismos e instrumentos necesarios para ello, garantizando así la ejemplaridad en los cargos públicos, salvaguardando la imagen de la institución y reforzando la confianza de la ciudadanía en las instituciones.

Las disposiciones de esta normativa son aplicables al Diputado/a General, a las y los diputados forales, a las Direcciones generales de la Administración Foral, a las Direcciones Generales o Gerencias de las entidades vinculadas o dependientes de la Administración Foral, y establece la aprobación en un plazo de 3 meses desde su entrada en vigor de un catálogo de las personas nombradas cargos públicos forales.

Asimismo, la Norma provee los principios éticos, de buen gobierno y de relación con la ciudadanía que deben servir para orientar el ejercicio de las funciones por parte de los cargos públicos de la Diputación y también de sus entes instrumentales. En concreto, se incorporan principios éticos como la integridad, la ejemplaridad, la objetividad, la imparcialidad, la responsabilidad, la franqueza y el respeto, además de otros principios de buen gobierno como el liderazgo, el gobierno abierto, la excelencia profesional, la eficiencia en el uso de los recursos o la responsabilidad por la gestión, que se completa con el capítulo de principios de relación con la ciudadanía, como promover la igualdad de género, promocionar la participación ciudadana en el diseño de las políticas públicas o impulsar la protección del patrimonio cultural y del medio ambiente.

Prevención de los conflictos de intereses

En cuanto a los conflictos de interés, la norma los analiza en tres momentos: los que pueden surgir como consecuencia de situaciones previas al acceso al cargo público, los que se pueden producir durante el ejercicio del cargo y los derivados de situaciones posteriores a ese ejercicio del cargo.

Para prevenir los conflictos que pueden surgir como consecuencia de situaciones previas al acceso al cargo público, se establece la obligación de abstenerse en los asuntos que afecten a actividades profesionales y económicas que hayan desarrollado en los dos años anteriores a su nombramiento, para lo que deberá efectuar una declaración de actividades.

Asimismo, antes de sus nombramientos, las personas que van a ser nombradas cargos públicos deberán realizar una declaración de bienes y derechos patrimoniales, e intereses con, al menos, la relación de sus bienes, derechos y obligaciones patrimoniales, los valores o activos financieros negociables, las participaciones societarias y el objeto social de las sociedades participadas y de las sociedades de todo tipo en las que tengan intereses la persona declarante, la cónyuge -cualquiera que sea su régimen matrimonial- y la persona que conviva en análoga relación de afectividades, así como los hijos e hijas dependientes y personas tuteladas.

Durante el ejercicio como cargo público foral, la nueva normativa recoge las situaciones en las que, para evitar un conflicto de intereses, las personas designadas cargos públicos deberán abstenerse o inhibirse en la toma de decisiones.

En relación a los mecanismos de prevención de conflictos de intereses tras el cese como cargo público foral, el texto normativo recoge la obligación de que las personas que hayan desempeñado un cargo público efectúen una declaración sobre todas las actividades que vayan a realizar durante los dos años posteriores a su cese.

Estatuto de la persona nombrada cargo público foral y régimen de incompatibilidades

La Norma regula el Estatuto de la persona nombrada cargo público foral, con previsiones puntuales en torno al nombramiento de las direcciones generales y asimiladas, así como con la exigencia de cumplimentar una declaración responsable junto con el acto de nombramiento.

Asimismo, la norma prevé el sistema de incompatibilidades y aborda temas más clásicos como la dedicación exclusiva, la retribución única y algunas limitaciones e incompatibilidades, con especial referencia a los supuestos en los que cabe la compatibilidad del ejercicio como cargo público foral con actividades privadas y con actividades públicas, así como con cargos electivos, previendo después una regulación específica en lo que afecta a actividades formativas y docentes.

Órgano de Garantía

Para la vigilancia y cumplimiento de todas las obligaciones establecidas en esta norma, se establecerá un Órgano de Garantía, que, entre otras cuestiones, gestionará el régimen de conflictos de intereses e incompatibilidades y realizará su seguimiento y control; requerirá el cumplimiento de las premisas recogidas en el texto, gestionará y actualizará el catálogo de cargos de dirección forales y dará cuenta al consejo de gobierno y a las Juntas Generales del grado de cumplimiento de las obligaciones como cargos públicos forales.

Régimen sancionador

Por último, la norma prevé un completo régimen sancionador mediante la tipificación de las infracciones y la regulación de las pertinentes sanciones y de la prohibición de contratar.

La nueva norma establece como infracciones muy graves el incumplimiento de los principios éticos y de buen gobierno y de las normas sobre conflictos de interés e incompatibilidades, la presentación de declaraciones con datos o documentos falsos, el incumplimiento del deber de inhibición o abstención, el incumplimiento de las limitaciones patrimoniales relativas a las participaciones societarias establecidas en el articulado normativo y el incumplimiento de las obligaciones establecidas en relación a la contratación con entidades financieras para la gestión y administración de valores y otros activos financieros negociables.

Como infracciones graves se establecen la no declaración de actividades y de bienes e intereses en los correspondientes registros, una vez que la persona nombrada cargo público foral haya sido  apercibida o requerida para ello y la omisión deliberada de datos y documentos que deban ser presentados conforme a lo establecido en la norma.


Vídeos


Audios